Abogado penalista defensor de detenidos en el extranjero

Imprimir

Abogado penalista defensor de detenidos en el extranjero

En el mundo y específicamente en Europa se registra un incremento de casos de detención y encarcelamiento por diversos delitos, que incluyen igualmente al narcotráfico, en los que hay una fuerte presencia de extranjeros, un hecho que sin dudas implica que cobre relevante importancia las funciones de abogados penalistas defensores de esas personas. Un abogado penalista ofrece sus servicios al detenido en el extranjero y cuida de que se respeten sus derechos. Este tipo de personas resultan muy vulnerables y muchos tienen un perfil bajo en el aspecto socioeconómico, muchos no tienen antecedentes penales pero debido a su precaria situación financiera se dejan captar por mafiosos que los utilizan en tráfico de drogas u otros delitos - (abogado penalista defensor - detenidos en el extranjero - abogado penalista europeo)


Al asumir su caso el letrado se interesará por las particularidades del procedimiento penal, el por qué y la forma en que se ejecutó la detención, al igual que velará porque se establezca inmediata comunicación con el consulado de su país, lo cual representa un derecho inalienable.

La autoridad judicial tendrá siempre la obligación de recabar para el acusado la presencia de un abogado para que asuma la defensa del caso, bien sea particular o de oficio.

El letrado de la defensa velará porque se cumplan los derechos del imputado, entre ellos poner en conocimiento de la situación tanto al consulado como a la familia o persona que resulte designada  y permitir que el detenido establezca comunicación telefónica con un tercero que él mismo determine, estando presente algún funcionario de policía o el que sea designado.


Igualmente velará porque la autoridad judicial permita la presencia de un intérprete si el acusado no habla el mismo idioma del país donde fue detenido. Porque se requiere del entendimiento por parte del detenido de todo lo que se le imputa para dar argumentos al letrado con vistas a su defensa. Siempre deberá cuidarse de que no surjan equívocos en la traducción.

De ahí que se deba establecer que el acta de declaración sea leída de manera clara y sin errores de lo expuesto en las declaraciones por parte del detenido antes de que este la firme, con cuidado de que al traducir no se haya incurrido en errores que deriven en menoscabo del encausado.

Tendrá ese derecho en todo el proceso, así como a contar con la traducción por escrito en las declaraciones, las resoluciones que determinen la sentencia y la prisión si así fuere, con lo cual conocerá en su idioma lo referido a su proceso y podrá contribuir a un mejor desempeño de la labor del abogado penalista en el asesoramiento y defensa. Si tuviera una discapacidad auditiva o fuera sordo también se le facilitará ese tipo de ayuda. El lenguaje por señas sería la forma de intercambiar con él. Esos gastos los cubrirá la autoridad judicial que tiene a su cargo el caso.


El extranjero detenido tendrá el derecho de que lo visiten y mantener correspondencia y comunicarse con funcionarios del consulado de su nación radicados en el país donde está. Puede darse el caso de que cuente con dos nacionalidades y si fuera así podrá escoger con cuál representación diplomática desea establecer comunicación.

OTROS DERECHOS POR LOS QUE VELARÁ EL ABOGADO PENALISTA
El abogado penalista defensor de detenidos en el extranjero, en sus funciones de asesoría y una defensa que resulte exitosa, tendrá de igual manera la facultad de velar porque su representado sea visto por un médico forense, bien sea del centro donde está detenido o de alguna dependencia estatal o de administración pública. Entre los derechos del imputado, tal como se explicó con anterioridad, y por los que debe velar el letrado, está que se ponga en conocimiento de la sede consultar de su país acreditada en la nación donde está detenido su caso, pero no solo para que lo conozca, sino para que se interese y apoye lo relacionado con el esclarecimiento.


Ha quedado demostrado en numerosos casos cómo ha sido de gran importancia la  atención consular, y algunas naciones lo regulan con normativas adecuadas que contribuyen a precisar cuáles son las obligaciones de los funcionarios del consulado en la atención a detenidos de su país en el extranjero.

Será igual competencia del abogado penalista defensor del detenido en el extranjero ver lo relacionado con la extradición a su país, si así se determina. Y en este aspecto también la sede consular deberá tener una presencia.


Por último, si el abogado penalista defensor de un detenido en el extranjero asiste a un detenido que no haya arribado a la mayoría de edad, tendrá que ver que se cumplan todas las garantías procesales y se ponga al individuo en cuestión a cargo de la sección de menores.
A los padres o tutores del menor se les informará acerca de los motivos de la detención y el lugar donde se encuentra.

El extranjero que sea detenido en otro país que no sea el de su origen deberá contar con el asesoramiento y representación de un abogado penalista que lleve su caso.